Los grandes olvidados del futbol mexicano

Hablar sobre el futbol mexicano nos remite a hablar de instituciones con falta de transparencia y con una incapacidad histórica para esclarecer asuntos que pertenecen a los intereses de millones de aficionados.

La especulación sobre el manejo de los contratos de los jugadores, de las previsiones a las cadenas de televisión, de las decisiones de los técnicos de la selección mexicana y su relación con los promotores, han conducido a aficionados y especialistas en la materia a hacer acusaciones, que en su mayoría carecen de fundamento y de labor periodística. Se puede hablar mucho de la falta de interés de la FEMEXFUT por crear un entorno competitivo en el futbol mexicano, sin embargo, como en cualquier fenómeno social, el responsabilizar a un solo actor sesga el diagnóstico. Lo que si es claro es que hay una deuda muy grande para los otros actores del futbol, los grandes olvidados: las mujeres y la comunidad LGBT. La deuda histórica de este país no es exclusiva del ámbito deportivo pero sin duda toma relevancia por la falta de evolución de nuestras instituciones.

La organización conocida como Tri Gay México, fundada por Andoni Bello, ha ido tomado relevancia de manera progresiva, al grado que en junio de 2012 se organizó en México el Campeonato Mundial de la IGLFA (International Gay and Lesbian Football Association). Este hecho trasciende al ámbito deportivo, ya que la proyección de estas instituciones es sobre el fomento de los valores como la tolerancia, la cooperación, el compañerismo y no sobre el espectáculo en sí mismo. A pesar de los esfuerzos de los propios organizadores y de los patrocinadores del Tri Gay, poco se ha hecho por parte de la Federación y de los empresarios por darle visibilidad a este grupo. Las justificación en definitiva no es la competitividad, el año pasado el Tri Gay alcanzó la cuarta posición en la clasificación general del Campeonato, un logro que la selección mayor siempre ha estado lejos de materializar.

La selección femenil ha tenido en definitiva una visualización progresiva, dado que las participaciones de las distintas categorías en competencias internacionales han ido dando resultados dignos de aplaudir. Digo esto porque a diferencia de las selecciones más poderosas en la categoría femenil: Estados Unidos, Japón y Brasil, en México no se cuenta con un mecanismo a través de el cual las mujeres puedan ser incluidas en una liga competitiva. Hasta ahora, y por iniciativa de la Major League Soccer, es cuando las mexicanas tienen la posibilidad de participar junto con sus similares norteamericanas en el torneo de la National Women’s Soccer League, que inicia en abril de este mismo año. La NWSL cuenta inicialmente con 8 equipos, conformados por jugadoras de toda la región. Con la creación de esta liga se espera elevar el nivel de la CONCACAF y el fomento de la cooperación entre los tres países de Norteamérica.

Tri Gay

No existen excusas creíbles para justificar el rezago en el que se halla el deporte entre la comunidad LGBT y entre las mujeres. Si el argumento es competitividad, falla, dado que los resultados prueban lo contrario. Si el argumento es la falta de rentabilidad, falla también, dado que se ha mostrado que una empresa socialmente responsable es rentable. Por tanto, no queda más que entender que el desinterés de la FEMEXFUT y de los distintos medios de comunicación por promocionar el deporte “no-varonil” es provocado única y exclusivamente por un asunto de misoginia y homofobia. Desde mi punto de vista, esto únicamente genera nuevas actitudes de odio hacia grupos vulnerables y mantiene estigmas dentro de una de las esferas sociales más importantes en nuestro país.

 

Anuncios

Abuso

El domingo pasado durante la emisión del programa #SinFiltro tuve una participación en la que el hilo argumentativo se estructuró de manera incorrecta, de tal forma que, por cuestiones de tiempo y de la misma dinámica del programa no alcancé a hacer la conexión entre la calidad en la educación y el abuso se xual en nuestro país.

Por este medio quiero agradecer todas las críticas que me han hecho llegar a través de mi cuenta de twitter que es @AstroboydeDIOS y quisiera ofrecer una disculpa pública, porque no debí de hacer un comentario tan abrupto sin justificarlo en su momento.

Quisiera ahora elaborar el argumento de manera completa, para que se entienda correctamente y no se preste a interpretaciones distintas.

_____

Según datos de la organización mundial de salud en México existen aproximadamente 4.5 niños (de los 30.5 millones que hay aproximadamente) que sufren de abuso se xual. Estas son cifras de un reporte en 2010. Este problema, más allá de verse como un problema de salud, también lo podemos ligar al desempeño educativo y social. Elaboro.

Cuando un niño sufre de abuso se xual a temprana edad, esto provoca que las conductas se xuales que se desarrollan a la par del crecimiento del ser humano, se exacerben y se empiecen a presentar prematuramente. Inclusive, hay casos documentados de niños que practican la denominada “masturbación infantil” que es masturbación sin fines eróticos, únicamente con fines “exploratorios”. Entonces, el que un niño sufra de abuso se xual puede tener consecuencias graves en lo que se denomina el desarrollo de la “curiosidad se xual”.

¿Por qué es relevante esto para la educación?

Cuando consideramos el proceso de desarrollo de los niños, tenemos que considerar que existen distintos procesos a través de los cuales se van adquiriendo conocimientos. Uno de ellos es la curiosidad académica. El niño que sufre abuso sexual, va sustituyendo de manera abrupta la curiosidad académica con la curiosidad se xual. Esto provoca que el niño se distraiga de sus actividades escolares y de desarrollo comunitario, para enfocar su energía en conductas sexuales, como el voyeurismo, el autoerotismo, etc.

Entonces el abuso sexual está directamente ligado a la capacidad de aprendizaje del individuo, por la vía en que irrumpe con un proceso natural de desarrollo del ser humano.

Es evidente que en todos los estratos socioeconómicos se presentan casos de abuso sexual, es un hecho que no debemos ignorar. 

En mi participación durante #SinFiltro se malinterpretó el comentario, al pensarse que estaría diciendo que todos los que viven bajo condiciones económicas adversas desarrollarán conductas perversas de manera espontánea. Esto es un error.

El problema al que me remito, y que quiero puntualizar a continuación, no tiene que ver con el ingreso de las familias, sino simplemente tiene que ver con la incapacidad de los padres de familia para considerar el desarrollo sexual de sus hijos como una variable fundamental en su educación.

Existe un factor importante, y que ha sido profundamente estudiado por psicoanalistas y pediatras, que se denomina comúnmente como “colecho”. El colecho se da cuando los niños duermen con sus padres de manera recurrente. 

Pocas veces se entiende que el abuso sexual trasciende las barreras de lo físico. También debemos considerar que el abuso sexual se puede dar por un desconocimiento de los padres de la reacción que puede provocar el hecho de compartir el mismo espacio con el niño, dado que es necesario que, independientemente de la convivencia familiar, ciertas puertas estén cerradas y que el niño no se involucre demasiado en la intimidad de la pareja, por ejemplo.

El caso al que me remito, y que es el que conozco, por mi propia experiencia en proyectos sociales en áreas rurales es el siguiente.

En México alrededor del 20 por ciento de la población vive en asentamientos rurales. En la mayoría de estos asentamientos, las condiciones de vivienda son terribles, lo que provoca que las familias tengan que dormir y hacer todas sus actividades dentro del mismo espacio, que es sumamente reducido. 

Existen pocos estudios al respecto de esta situación, quizá el más significativo y que representa condiciones similares, es un estudio que se hizo para la India, donde se encontró que el 93% de los niños del país de entre 3 y 10 años vivían en el mismo cuarto que sus padres, y esto, por el simple hecho de poder evitar el frío durante las noches.

El colecho es un factor que no nos puede dejar de llamar la atención, porque se puede prestar a situaciones que no serían deseables para el desarrollo sexual del niño. 

Pensar por ejemplo que el niño pudiera estar presenciando continuamente el acto sexual de sus padres, en definitiva sería un factor determinante para la falla en la individuación de los infantes. Defensores del colecho, como William Sears, se han dado a la tarea de justificar esto como un acto de amor, sin embargo no podemos pensar que la situación que se vive en Estados Unidos sea aplicable para el caso mexicano.

El estudio que más se asemeja al problema que trato en este post, es un estudio realizado por el Instituto Nacional de Pediatría en 2006. En el que se tomaban dos grupos, uno de tratamiento y uno de control. Y se analizaban las diferencias en las conductas sexuales de los niños, unos que dormían con sus padres, y otros que no lo hacían.

(Aquí el link del estudio http://www.medigraphic.com/pdfs/actpedmex/apm-2006/apm065c.pdf)

Con base en pruebas estadísticas, las autoras del estudio encontraron que los niños que dormían con sus padres desarrollaban conductas sexuales no apropiadas para su edad.

Esta tesis, está lejos de poder ser comprobada en su totalidad, dado que existe una falta de anáilsis y de diagnóstico. Estos temas son difíciles de tratar, ya que inmediatamente causan reacciones que no permiten que se desarrollen estudios sobre el tema más a profundidad.

Lo que es cierto, es que las viviendas en las que residen un gran número de personas y en las que el espacio es insuficiente, los factores de riesgo de abuso sexual se ven exponenciados, como lo detalla Brazelton TB (1969)  en su análisis.

Entonces la idea no es el descartar que haya abuso sexual en las zonas urbanas o en los estratos de mayor ingreso. Es destacar la posibilidad de dar una explicación consistente a las tasas crecientes de los embarazos adolesctenes. Es analizar la posibilidad de erradicar este mal que constituye el abuso sexual y el desarrollo incipiente de la sexualidad de los niños en condiciones marginadas, dado que se encuentra que el problema está bien focalizado.

Es dotar al niño del empoderamiento necesario para salir de una situación que es real, dado que el 70% del abuso sexual para niños y jóvenes de hasta 20 años se da entre familiares y personas cercanas a la familia.

Es pensar en que podemos minimizar el problema del abuso sexual mediante una política de vivienda digna, y con ello podríamos empezar a pensar en todas las implicaciones que tiene el abuso, hasta abarcar la calidad educativa de los niños y los métodos de aprendizaje.

Nuevamente ofrezco una disculpa pública, espero que este espacio sirva para aclarar mi argumento y que no se preste a nuevas interpretaciones.

 

Los saludo y les agradezco sus críticas y comentarios

@AstroboydeDIOS

 

 

_______

Referencias

Brazelton TB. Infants and Mothers: Differences in Development.
Dell Publishing Co. Inc. 1969.

Pondus meum, amor meus.


Image

Pondus meum, amor meus

Una de las concepciones más antiguas del amor, es la de San Agustín, quien aseguraba que la finalidad de aquél es el bien, definido en un sentido ontológico. Esta representación, frecuentada en una infinidad de ocasiones y en una infinidad de lugares, necesita (en mi opinión) ser estudiada en términos de su condición cultural.

Quisiera destacar dos características del amor, con la intención de que el lector sea capaz de hacerse un juicio propio: la aleatoriedad y la elección. Ambas ideas permiten fundar al amor como un sistema de contrapesos que admite un intercambio entre lo fortuito, la decisión voluntaria y la necesidad de persistencia. Para los fundamentalistas del romanticismo, la idea de un componente electivo podría representar una amenaza a la espontaneidad de la historia reiterativa, al permitirnos escapar de la ingenuidad de los amantes y ser coautores de nuestro historial de sentimientos.

Desde mi punto de vista, pensar en el amor sin una meta ontológica-platónica-agustina, nos ofrece una posibilidad única de revertir la angustia, a la cual, comúnmente se nos somete al enfrentarnos con el imaginario de la plenitud amorosa. La decadencia del enamoramiento no debería representar el origen de inestabilidad en una relación, sino que debería ser el inicio del estado perpetuo de la reflexión, condicionado siempre a la aleatoriedad intrínseca y a la honradez obligada con que se debe llevar a cabo la elección.

El signo cultural del amor denomina su vigencia, por lo que es válido preguntarse: ¿Me es necesario buscar el amor? ¿Puedo ser capaz de amar a más de uno(a) a la vez? ¿Podré soportar de manera responsable la caída del enamoramiento o tendré que recurrir a conductas lascivas para sustituirlo?

 

Opiniones, comentarios y propuestas a @AstroboydeDIOS

Mi respuesta al pliego petitorio del #YoSoy132

Mi respuesta al pliego petitorio del #YoSoy132

 

Observaciones generales

El pliego petitorio no incluye un diagnóstico estudiado de las condiciones actuales del país. Basta para ello leer el segundo párrafo del pliego: “Creemos que la situación actual de miseria, desigualdad, pobreza y violencia sea resuelta”. Independientemente de la mala redacción, la ambigüedad de la frase ahí queda.

El tercer párrafo, igual de ambiguo que el anterior, dice: “Las y los jóvenes de México creemos que el sistema político y económico no responde a las demandas de todos los mexicanos”. Me parece una universalización innecesaria. Que se haga a título personal y que se definan aquellas “demandas de todos los mexicanos” que no se están viendo satisfechas. Yo no comparto esta visión, dado que me parece sesgada y desinformada.

En ningún momento se incluye un apartado del pliego donde se hable de las responsabilidades de los jóvenes y de los integrantes de #YoSoy132. Se habla plenamente de exigencias, descritas de manera ambigua y sin una argumentación lógica consistente.

El movimiento se declara apartidista, pero debería también decir que es un movimiento político. El día de hoy se manifestaron prácticas antiguas de las agrupaciones políticas que son criticadas por este mismo movimiento. En particular me refiero a la utilización de los recursos del Instituto Tecnológico Autónomo de México para financiar la salida de camiones desde el ITAM hasta el monumento Estela de Luz. Se pierde la congruencia entre las exigencias y las acciones. Es por eso que este movimiento debe ser apagado inmediatamente, dada su contradicción inherente.

 

Críticas puntuales a las demandas

 

1. El documento habla de una preocupación derivada del estado actual de la prensa nacional, sin preocuparse en definir cuál es dicho estado actual. No se habla de medios de comunicación en específico, se habla de “los medios de comunicación” como una figura amplia. Tampoco se define el papel político de los medios en el contexto democrático. Se presta a la malinterpretación, dada la falta de diagnóstico puntual.

2. Se habla de estatutos generales que guían la causa del movimiento y no se mencionan dentro del pliego petitorio. Sería benéfico para el debate que se emitiera un documento que incluyera dichos estatutos.

3. Se exige lo siguiente: “la instalación en todos los medios informativos radio, televisión y medios impresos civiles que defiendan el interés público, como lo son la publicación de un Código de Ética en el manejo informativo y la instauración de un ombudsman”. En mi entrada anterior, yo había hablado de este código de ética, pero este código de ética no se les debe imponer a los medios ya existentes. La importancia de la creación de nuevos espacios informativos que pudieran generarse a raíz de este movimiento y por parte de los miembros de este movimiento, deberá contar con un código de ética que sea consistente con los estatutos del #YoSoy132. ¿Por qué se debe de imponer un mismo código de ética para todos los medios masivos de comunicación? ¿Qué incentivos tienen los medios a aceptar un código de ética que podría no favorecer a sus intereses individuales? ¿De dónde nace este afán porque todo sea “ético”?

4. Se exige someter a concurso las producciones para los canales públicos. Me queda más que claro que esta exigencia, además de proveer una sobrerregulación, permitiría que las empresas que #YoSoy132 critica tanto, acapararan más espacios de difusión. De nuevo, se denota una falta de diagnóstico.

5. Se demanda la transmisión en cadena nacional del debate de los candidatos a la Presidencia. Queda más que claro que este es un argumento que no favorece a la competencia ni a la calidad de los contenidos. Igual de válido sería demandar la transmisión continua de todos los clásicos América – Chivas, o de todos los informes de gobierno televisados de los presidentes, pero la calidad de los contenidos caería exponencialmente.

6. Finalmente, se convoca a la organización de los jóvenes y de los ciudadanos de la República, pero no se explica en torno a qué se deben organizar, o a qué tipo de movilización se llama.

 

Conclusión

Mis primeras impresiones del movimiento siguen estando ahí. Entiendo que una movilización social es progresiva. Sin embargo, mi crítica fundamental al #YoSoy132 es que, al ser de raíz un movimiento que se dice informado, debe constituirse como tal, haciendo un diagnóstico puntual de la problemática que se manifiesta. De igual manera debe estipularse de manera clara el conjunto de responsabilidades que asumen los jóvenes del #YoSoy132.

Nuevamente, considero que es un afán soberbio de querer informar, y además de regular y limitar los contenidos que se ofrecen en los medios de comunicación. No se especifica una lista de aquellos medios que, a criterio de los de #YoSoy132, son imparciales, y tampoco se ofrece un listado de los medios que son parciales con base en este criterio, ni las razones por las que se consideran sesgados. Falta de claridad en los objetivos y un diagnóstico encaminado a llamar la atención, más que apelar a la verdad.

Llamo a la desintegración inmediata del movimiento, dado que se pudo constar el día de hoy, que se utilizaron recursos de la sociedad de alumnos del ITAM para financiar actividades políticas. Entiendo el argumento de que la asignación de recursos de los estudiantes, se hace con base en criterios que al final del día terminan beneficiando solo a unos cuantos estudiantes, y estoy de acuerdo. Sin embargo hay una diferencia fundamental entre financiar a los estudiantes que van a participar en el mundial de futbol de robótica y bajarles los costos a los estudiantes para que asistan a un mitin político. Uno es un afán estrictamente académico y el otro es una pretensión tendenciosa, que no beneficia en nada a la Institución. Como ex alumno del ITAM, me manifiesto en contra de este hecho, ya que me parece un insulto a todos los que somos y hemos sido parte de esta comunidad. Entiendo también que estoy hablando de sólo un contingente del movimiento a la que hago referencia, sin embargo no se puede permitir que este hecho se repita en cualquiera de los contingentes.

Finalmente quiero recalcar que la crítica que hago es con base en mi criterio personal y que no va dirigida a atacar a ningún particular, ni a la causa de los estudiantes. Lo que se critica es enteramente es la falta de objetivos, de operatividad, de logística y de congruencia de un movimiento que está encaminado y está dirigido a las juventudes mexicanas.

Mi exigencia es que se desintegre este movimiento y que, si así se desea, se refunde una vez que se tengan las herramientas suficientes para poder soportar una movilización estudiantil de esta magnitud. Mi postura, como siempre ha sido, es favorecer el diálogo entre las distintas partes, aceptar la pluralidad, reconocer que existe un descontento generalizado y lograr los acuerdos necesarios para que este país funcione.

 

Comentarios por aquí y a @AstroboydeDIOS

Propuesta de redirección de los objetivos del movimiento #YoSoy132

Clic para acceder a la página del movimiento.

Objetivo

El propósito del presente documento es hacer un diagnóstico de las acciones emprendidas por el movimiento #YoSoy132, así como plantear exigencias a sus organizadores, con base en propuestas concretas de acción, enfocadas a mejorar la calidad de vida de los jóvenes mexicanos y al fortalecimiento de la estructura de la sociedad civil. Este documento fue redactado el 22 de mayo de 2012. En todo momento hablo a título personal y me deslindo completamente de cualquier organización que se adjudique o a la que se adjudique la autoría o la motivación del documento.

Diagnóstico

El movimiento #YoSoy132 es desde un inicio, un movimiento que arropa la inconformidad de una parte de los jóvenes de la capital del país. El evento que da pie al nacimiento de #YoSoy132 fue la última visita de Enrique Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana (UIA). La historia, conocida por todos, fue difundida tanto en redes sociales como en medios masivos de comunicación. Ante las declaraciones emitidas por algunos miembros del partido, los alumnos de la UIA deciden lanzar a youtube un video denominado “131 Alumnos de la Ibero responden” en el cual se presenta a los estudiantes enseñando sus credenciales de la universidad, para comprobar que realmente pertenecían a dicha institución, y que no eran acarreados o no estaban cooptados por ningún partido político.

Al video de los 131, se le añade una reacción de solidaridad por parte de otros miembros de la UIA, y de otros miembros de la sociedad civil, en su mayoría estudiantes de otras universidades de la capital del país. Este movimiento surge bajo la consigna “yo soy 132”, para representar el apoyo significativo a los alumnos del video de los 131. Dado que este movimiento se gestó en las redes sociales y su difusión principal ha sido a través de la plataforma de twitter, el movimiento se identifica principalmente a través del hashtag #YoSoy132.

El movimiento #YoSoy132 nace con propósitos que me parecen, carecen de una fundamentación consciente de la realidad mexicana. Las 3 principales exigencias del movimiento, de acuerdo con información que se puede hallar en su página de internet (yosoy132.mx a 22 de mayo de 2012) son los siguientes:

1. Un proceso electoral transparente y claro

2. Que el voto sea consciente e informado

3. La democratización de los medios de comunicación

De ahí en fuera, ni la información que es pública ni los mismos organizadores del movimiento tienen claridad en las maneras ni en las definiciones de los objetivos. Mucho menos se tienen previstos los mecanismos a través de los cuales se lograrán satisfacer las exigencias.

La primera gran convocatoria pública del #YoSoy132 se dio el día viernes 18 de mayo del presente año. Esta convocatoria llamaba a los jóvenes de las universidades a salir a marchar hacia Televisa San Ángel y Televisa Santa Fe, para manifestar las inconformidades individuales sobre un denominado “sesgo informativo”. Una vez que los contingentes de estudiantes arribaron a las oficinas de la televisora, los ejecutivos invitaron a los jóvenes a pasar a las oficinas a dialogar. El contingente de estudiantes que inició su marcha desde el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) sí decidió participar en un diálogo, que fue transmitido durante el noticiero de Joaquín López Dóriga. En contraste, los jóvenes que partieron de la UIA decidieron no entablar diálogo con los ejecutivos de la televisora.

El primer grave error del movimiento #YoSoy132 fue no saber aprovechar el espacio que se les fue ofrecido en uno de los noticieros más visto en el país. Y desde ahí quedó manifestada la falta de organización de los contingentes, por la misma dualidad en las decisiones de participación. A raíz de la exposición del movimiento en Televisa, los medios de comunicación han seguido de cerca el movimiento #YoSoy132 y se han logrado hacer de un gran número de adeptos que manifiestan su apoyo, casi en su totalidad a través de las redes sociales.

La segunda gran convocatoria del movimiento se tiene pensada para el día 23 de mayo de este año, a las 6 de la tarde en el monumento “estela de luz” sobre Paseo de la Reforma. Para esta convocatoria se tienen pensadas 3 actividades:

1. Intercambio de libros e ideas

2. Creación de mantas y sábanas que expresen el pensar de los asistentes

3. Discurso

Nuevamente, queda de manifiesto la falta de claridad en los objetivos y en las acciones concretas que se llevarán a cabo para que los distintos actores cumplan con las exigencias del movimiento.

Me permito hacer ahora una descripción puntual de la crítica que le hago al movimiento y a las acciones que se llevarán a cabo, destacando los puntos importantes sobre la gestión y la organización del movimiento, así como la posibilidad de que el mismo trascienda más allá del primero de julio de 2012, día de las elecciones presidenciales:

i. Existe una falta clara de organización al interior del movimiento. Se denotan diversos contingentes con posturas distintas y metas ambiguas.

ii. Los objetivos del movimiento no quedan nada claros. De acuerdo con los organizadores, ellos: “no están a favor de nada, ni en contra de nada”. Tampoco quedan claros los mecanismos a través de los cuales serán satisfechas las demandas.

iii. Hay distinciones claras partidistas adentro del movimiento, con intenciones reveladas claras de voto a favor de Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador. A pesar de que este movimiento se califica como apartidista.

iv. Existe una irresponsabilidad muy grande por parte de los organizadores, al convocar a la movilización social, sin una planeación logística clara, que pretenda velar por la integridad física de los asistentes al evento.

v. Las invitaciones a participar en el movimiento han utilizado elementos que son, y han sido característicos de movilizaciones sociales de todo tipo y en todas partes del mundo. Por ejemplo, la utilización de frases como: “México ha despertado”, “Vivimos la primavera mexicana”. Y la utilización de símbolos como la foto que circula hoy en día, de un estudiante abrazando a un elemento de seguridad. Son ejemplos claros de un intento de provocación que se sale del contexto de la realidad mexicana.

vi. El movimiento va dirigido a todos los jóvenes de la república mexicana. Sin embargo queda poco claro que los dirigentes del movimiento hayan reflexionado sobre las condiciones de vida de los jóvenes fuera del distrito federal. A pesar de que se haya llamado a una manifestación en todos los estados, se desentienden de los grandes problemas que aquejan la vida de los jóvenes de provincia, tales como: el desempleo, la inseguridad y el resquebrajamiento del tejido social.

vii. El movimiento apela a la democratización de los medios, sin embargo su accionar se basa comúnmente en ataques directos al candidato del PRI. Los organizadores del movimiento se han olvidado de que, independientemente de quien gane la elección presidencial, sus exigencias deben hacer valerse. Sin embargo, si estas no tienen fundamentos lógicos ni estadísticos, y no hay pruebas fehacientes de un autoritarismo[1] en los medios de comunicación, entonces el movimiento quedará minimizado y de manera justificada, tanto por los medios como por los actores políticos que se ven directamente afectados. Sin un cambio en las estrategias, una delimitación clara de los objetivos y un plan de acción bien definido, este movimiento está condenado a morir con la elección del primero de julio.

viii. Finalmente, la construcción de las exigencias debe incluir a todas las partes. La construcción del movimiento #YoSoy132 está condenada a morir si se deja de fuera a los medios de comunicación, y sobre todo, si teniendo la oportunidad de tener un diálogo con los ejecutivos, se niegan y se escudan en las redes sociales para atacar a los distintos actores.

Motivación de la Propuesta

El afán de construir una propuesta sobre la redirección de los objetivos del movimiento #YoSoy132 no es, sino un afán por evitar que se minimice la imagen del joven y la imagen del joven estudiante por parte de los distintos actores de la sociedad mexicana. Me parece importante que este movimiento, que ha adquirido fuerza en cuestión de días, sea el reforzamiento del vínculo entre la juventud mexicana y los medios de comunicación. Sólo así, la sociedad civil joven tendrá un medio de escape, se harán escuchar las distintas voces y podrán hacerse valer las exigencias de una juventud plural.

Plan Joven

Existen un gran número de organizaciones de la sociedad civil, que conviven día a día con jóvenes mexicanos, y que tienen un diagnóstico concreto de los problemas y obstáculos que los aquejan día con día. Estos problemas incluyen:

1. El desempleo

2. La falta de vinculación de los contenidos en los programas escolares con la vida laboral.

3. Los embarazos prematuros y las enfermedades de transmisión sexual.

4. Las adicciones

5. La violencia intrafamiliar

6. La desvinculación de los jóvenes con la vida política y con la toma de decisiones

7. El resquebrajamiento del tejido social

8. La inoperatividad de la sociedad civil.

Desde mi punto de vista, un movimiento que se geste desde la juventud, debería al menos contemplar estos puntos, para que sus fundamentos se fortalezcan y no sea cooptado por grupos políticos o por otros grupos de interés que no tienen que ver específicamente con la juventud.

En cuanto al objetivo concreto del movimiento #YoSoy132, el de democratizar los medios de comunicación, podemos pensar que abarca ligeramente el punto 6 y el punto 8 del listado de problemas anterior. La propuesta de redirección de los objetivos, se basa principalmente en cambiar esta parte de la estrategia del movimiento.

Propuesta

La consigna “exigimos la democratización de los medios de comunicación” tiene la característica de incorporar elementos que son tan llamativos como carentes de fundamento. La primera parte de esta propuesta incluye la sustitución de la consigna por esta otra:

“Exigimos la mejora de los contenidos que se ofrecen en los medios masivos de comunicación, a través de un incremento en la oferta. Fomentando así la competitividad y un empoderamiento del televidente, lector y radioescucha.”

El afán de “democratizar” se sustituye por un argumento que va en favor de la competencia de los medios masivos. Me parece sumamente válido que se critiquen los contenidos de los distintos medios, sin embargo el argumento de que el medio de comunicación sesga las opiniones de las personas carece de validez, a pesar de que pueda ser cierto, no toma en consideración las preferencias de los individuos. Me explico: cuando un individuo observa el contenido de un programa o de una página, lo hace por decisión propia. En ese sentido es que se apela al aumento de la oferta como un argumento estricto de la competencia. En la medida en que seamos capaces de ofrecerle al usuario un mayor contenido de distintas índoles y con distintos matices, estaremos contribuyendo a que los medios ya establecidos mejoren la calidad de los servicios que ofrecen para recapturar al público.

La segunda parte de la propuesta incluye un plan de acción concreto para favorecer, desde el campo de acción del joven estudiante, el incremento en la oferta de los contenidos. Utilizando las tecnologías que tenemos a la mano hoy en día, nos es posible transmitir la información de manera libre y gratuita a través de las plataformas establecidas. La utilización de herramientas como la twitcam, nos permite una difusión clara, directa de nuestras propias ideas. Si la “democratización” del movimiento se entiende como una contraposición al sesgo en los contenidos, entonces la propuesta en concreto es aprovechar la tecnología que se tiene a la mano y transmitir contenidos de calidad, que sean sustitutos de los contenidos ya preestablecidos en el ámbito nacional. Como se sabe, únicamente el 10 por ciento de las personas en México cuenta con acceso a internet, además de que el internet al que se tiene acceso es de baja velocidad. Por lo que el proceso de mejora de los contenidos, deberá incluir una clara manifestación a favor del acceso universal a internet. Además de que se debe privilegiar la relación de los estudiantes con los medios de comunicación ya establecidos, para que sean estos canales los que nos sirvan para ofrecer un contenido de mayor calidad. Se necesitan abrir las puertas de los medios de comunicación nacionales. Sin embargo, para que suceda esto, es claro que se necesita proponer un contenido innovador y atractivo.

La última parte de la propuesta se basa en concreto en la organización de la difusión de las ideas del movimiento. En este sentido, la creación de los espacios de distinta índole deberá venir acompañada del establecimiento de reglas claras y de un apego a la ética y al sentido común. Es decir, no se deberá permitir la propagación de contenidos que promuevan el odio y la discriminación, o contenidos que apoyen la violencia física, verbal y de cualquier otra índole. Es necesario que todos los miembros del movimiento que difundan mensajes a través de los distintos medios, estén comprometidos con el respeto a los derechos fundamentales del ser humano, y que de no ser así, el movimiento se deslinde inmediatamente de estos contenidos. Así, se respetará de manera rigurosa el ideal de democratización de los medios, además de que se favorecerá la pluralidad y la apertura será atractiva para distintas partes de la sociedad civil. Los jóvenes promotores de los nuevos contenidos, deberán plantear un esquema de financiamiento de sus programas, apoyándose en alianzas público-privadas que estén a favor del contenido que se promueve.

Por encima de que se haga el replanteamiento claro de los objetivos del movimiento #YoSoy132, la propuesta para cambiar el objetivo de democratización la planteo en estos términos, que me parecen, van más de acuerdo con una democracia liberal, que las acciones que se han emprendido con anterioridad por parte de los miembros del movimiento.

En resumen, la propuesta concreta incluye:

i. Cambiar la consigna de la exigencia. De “democratizar” a “mejorar los contenidos”

ii. Favorecer el aumento de la oferta y no una redirección de la misma.

iii. Favorecer la competencia a través del surgimiento de nuevos espacios con calidad de contenidos.

iv. Utilización de las nuevas tecnologías para la difusión y transmisión de nuevos contenidos.

v. Promoción del acceso universal a internet.

vi. Fomentar la creación de relaciones con los medios de comunicación que permitan la participación directa de los jóvenes en el desarrollo de contenidos innovadores y atractivos.

vii. Establecimiento de reglas claras sobre los contenidos que se ofrecerán, cuidando que estos no sean violaciones manifiestas de la libertad o de las garantías individuales.

viii. Promoción de alianzas público-privadas para el financiamiento de los contenidos.

Conclusiones

Este documento tiene la intención de aprovechar el momento mediático del movimiento #YoSoy132 y proponer una redirección de los objetivos. En este sentido, me manifiesto a favor de la movilidad social de los jóvenes, pero en tanto que esta movilización sea encausada a mejorar las condiciones de vida de los habitantes del país. Las marchas y las manifestaciones son espacios válidos, en tanto que se hayan agotado los otros canales de protesta. Me parece que los jóvenes en México deben de pensar en sentido positivo, favoreciendo la competitividad y apelando a la competitividad, y no deben de ser parte de movimientos tendenciosos que puedan ser minimizados fácilmente. Esto es, históricamente, lo que ha sucedido con los movimientos de los jóvenes en el país, es por ello que hay una discriminación evidente de la clase política y del mercado laboral.

Debemos de manifestarnos a favor de México y no ser promotores de la polarización. Hay que aprovechar la coyuntura y llevar a cabo acciones que trasciendan nuestras propias vidas inclusive.

 

Comentarios a @AstroboydeDIOS


[1] Uso autoritarismo en contraste a la exigencia del movimiento de democratizar los medios de comunicación.

La vida de cagada


<<La vida oscila, como un péndulo, entre el dolor y el hastío, que son, en verdad, sus elementos constitutivos. Se ha expresado este hecho de una manera bien extraña; después de haber puesto en el infierno todos los dolores y todos los suplicios, el hombre no ha encontrado nada que colocar en el cielo, más que el aburrimiento>>

Arthur Schopenhauer

Uno de los eventos más significativos de mi infancia, aconteció en 1992. Recuerdo que después de un sueño terrible, me desperté en medio de la noche, asustado y corrí a la cama de mis padres. Llorando, le pregunté a mi madre: ¿qué pasa cuando nos morimos?. Mi madre, con suma tranquilidad, me aseguró que todo estaría bien y que no debía preocuparme nunca por ello.

Veinte años después esa pregunta sigue persiguiéndome, quizás con más fervor  que nunca. A diferencia de las otras preguntas fundamentales de la filosofía, la respuesta a la pregunta por la muerte siempre me ha parecido la más insatisfactoria. Definitivamente no puedo decir que me siento derrotado, pero sí hay algo de cansancio por seguir buscando esta significación de la trascendencia. En ese sentido, he conseguido alcanzar cierto estado estacionario en la concepción de “duración” de Nietzsche.

La repetición tediosa del resonar de las vidas de los seres, me parece nociva y exhaustiva. Este blog es un manifiesto de este agotamiento y un escape natural a mis idas con el psicólogo; un testimonio escrito de que la vida es de cagada, y no solo eso: de una gran cagada.